Sala de Prensa > Dossier de prensa

Dossier de prensa

Una máquina de Azkoyen sirve café en una sinagoga

03/03/2015

Los esfuerzos realizados por Azkoyen para incrementar la presencia internacional del Grupo se han traducido en la llegada de sus dispositivos a los lugares más recónditos. La máquina de café Novara, una de las últimas creaciones de Azkoyen, está a disposición de los visitantes de la Sinagoga Klausova de Praga, famoso edificio religioso de la capital de la República Checa, situada junto al cementerio judío. La ciudad de Praga, con 1,2 millones de habitantes, es una de las 20 ciudades más visitadas del mundo.

La Novara, colocada en una zona de paso de la sinagoga, aporta un diseño actual y limpio al entorno arquitectónico. Los visitantes obtienen su café a través de su teclado táctil e intuitivo, al tiempo que disponen de información promocional y nutricional del producto. El diseño de Novara está ideado para crear un entorno atractivo y agradable. Está fabricada en materiales nobles de alta calidad como el acero, el aluminio o el vidrio templado, resistente a impactos y antiarañazos. El resultado es una máquina robusta y resiste al envejecimiento habitual en máquinas con frontales plásticos.

La sinagoga Klausova se sitúa en lo que fue el gueto más importante del nazismo en la ciudad, el actual casco histórico que es Patrimonio de la Humanidad desde 1992. El gran incendio del gueto en 1689 destruyó el edificio original, junto a 318 casas y otras diez sinagogas. Construida a toda prisa en el mismo lugar cinco años más tarde, la Klausova tiene mucho en común con las iglesias barrocas de Praga, ya que fue construida por los mismos artesanos. En la actualidad contiene una exposición de grabados y manuscritos en hebreo; una exposición de las tradiciones judías, así como dibujos realizados por los niños del campo de concentración de Terezin.

Volver a la página anterior